Cómo cuidar una máscara veneciana

Es aún más fácil que cuidar un cactus

Vamos a empezar por resumirlo en tres reglas básicas:

no uses limpiadores

No uses limpiadores abrasivos

no sol directo

No la pongas al sol directo

no party hard

Fiesta sí. Party hard no.

Cómo limpiar tu máscara veneciana

Para limpiarlas utiliza un paño de algodón (no cojas una bayeta amarilla, podría engancharse en los adornos) humedecido en agua (escúrrelo bien) y, si es necesario, un poco de jabón neutro. Jabón neutro es jabón lagarto o de manos, no lavavajillas, ni limpiacristales, ni quitagrasas. Estos productos son abrasivos y podrían disolver el barniz, de manera que tu máscara se quedaría sin protección e incluso podrían destrozar la pintura. Tampoco frotes, no será necesario a menos que hayas tenido la máscara en la cocina de un bar.

Nosotras barnizamos las máscaras por dentro para que al respirar no se te humedezcan, pero la mayoría de fabricantes dejan el interior en crudo. Si tienes una de estas, ten cuidado al limpiarlas, no las mojes por ahí.

En las recovecos de las máscaras con relieves se acumula el polvo. Esto les confiere una pátina de edad natural muy bonita, pero si quieres eliminarlo simplemente usa un bastoncillo y paciencia. No caigas en la tentación de chorrearle agua para acabar antes. No se te ocurra limpiar una máscara con una vaporeta/Karcher, etc. El vapor la desintegraría.