Skip to main content
—¿Cómo sabes que estás loco? —preguntó Alicia.
—Para empezar —repuso el gato—, los perros no están locos. ¿De acuerdo?
—Supongo que no —dijo Alicia.
—Bueno, pues, entonces —continuó el gato—, observarás que los perros gruñen cuando algo no les gusta, y mueven la cola cuando están contentos. En cambio yo gruño cuando estoy contento y muevo la cola cuando me enojo: luego, estoy loco. – Lewis Carroll.  Alicia en el país de las maravillas.

El gato fue nuestro primer modelo y claro, como amantes de los animales que somos, no pudimos parar ahí. A las máscaras de gato hemos sumado máscaras de pico, de cerdito, de conejo, de perro y… vete a saber cómo acabará la cosa.

¿No encuentras lo que buscas?

Cuéntanos tu idea y haremos un diseño personalizado especialmente para ti.