Pedidos personalizados: 8 consejos para que tu encargo quede perfecto

Pedidos personalizados: 8 consejos para que tu encargo quede perfecto

uno diferente entre la multitud

Un regalo sólo para ti.

Los regalos personalizados son una opción que día a día va ganando fuerza. Hoy día somos muchos los que ofrecemos la posibilidad de participar de forma activa en el diseño y crear piezas únicas pero cuando llega el momento de comprar nos asaltan las dudas:

– ¿Merecerá la pena? ¿quedará tan bien como quiero? ¿ese vestido me hará clavadita a Beyoncé?

La primera respuesta la tenemos clara.

– ¡Sí, claro que merecerá la pena!

A nosotras no hace falta que nos engañes, tu última cámara de fotos no la compraste sólo por lo fantásticas que hace las fotos. La compraste porque la tenían en amarillo.

Las otras preguntas son más complicadas de responder. Es difícil saber como va a ser el resultado final pero hay una serie de consejos que deberías tener en cuenta:

1. Busca alguien que tenga productos con un estilo similar al que quieres.

No quieras que Mr Wonderful haga un retrato hiperrealista o que Calatrava te diseñe… bueno,  a Calatrava mejor no encargarle nada.

La mayoría de los artesanos son honestos y no vas a engañarte a posta he intentaran hacer lo que les pides pero cuando algo es muy diferente no siempre sale bien.

Alguna vez nos han pedido una máscara llena de purpurina y lentejuelas pero con lo poco que nos gustan los brillos difícilmente podríamos haber hecho algo bueno de verdad.

palacio de las artes con el recubrimiento abajo

Hay que elegir bien al diseñador

2. Cotillea los encargos personalizados para otros clientes.

Ver lo que han hecho para otras personas te dará una idea aproximada de cómo un diseñador es capaz de adaptarse a los gustos de otros.

3. Si tienes dudas, pregunta.

Preguntar es gratis y sólo te llevara un momento.

Seguro que estarán encantados de responder cualquiera de tus dudas y a ofrecerte alguna solución que se adapte a lo que buscas además de darte un presupuesto.

4. Manda fotos o bocetos.

Una imagen vale más que mil palabras. Mandar fotos o bocetos ayudará a que el color final sea exactamente el de las cerezas maduras y que el adorno principal quede perfectamente a la derecha pero en el centro.

Si no sabes dibujar no importa, busca algunas fotos de estilo similar y mándalas. Solo te llevará unos minutos y ahorrara mucho tiempo en explicaciones.

Foto inspiracion mascara

Es muy fácil hacer unos bocetos a partir de una foto como esta.

Boceto mascara cuernos

5. Déjate asesorar.

Esta es la parte más difícil. porque en nuestra cabeza, obviamente, nuestros diseños son increíbles.

Seguro que alguna vez te ha pasado, vuelves a casa tan emocionada con tu camisa nueva que es perfecta con esos pantalones tan monos que aún no has estrenado y que así seguirán porque cuando te vistes te das cuenta que parece que te has escapado del circo.

regalos personalizados raros

Seguro que al que se lo ocurrió estos cojines le parecieron una idea increíble. Pero la verdad es que una vez impresos dan mucho pero que mucho miedo.

Pues eso, toma en consideración la opinión de los expertos, que muy posiblemente ya hayan intentado algo parecido o el resultado final puede ser horrible.

6. Deja cierta libertad.

Si tienes totalmente claro lo que quieras pídelo pero si no deja cierta libertad al artista.

Todos somos personas y aunque siempre damos lo mejor de nosotros, cuanto más te gusta un proyecto más te implicas y mejor es el acabado final.

7. No esperes al final para decir lo que no te gusta.

Si tienes comunicación con el vendedor durante el proceso no esperes al final para decir que algo no te convence.

Algo tan fácil como aclarar u oscurecer un color puede llevar unos minutos o ser imposible una vez aplicado el barniz.

8. Sé realista.

Si eres delgadita y blanca como la cal de la pared, o vas al Tu cara me suena a que te ultramaquillen o siento mucho desilusionarte pero por mucho vestido que te pongas, no, no vas a parecerte a Beyoncé; ese disfraz del hombre invisible que pediste no te va ha hacer desaparecer de verdad y por grande que sea el bolso al final siempre se quedará pequeño.

Si tus expectativas no son tan altas seguro que no te desilusionaras.

Para ser Beyoncé hay que ser Beyoncé.

Para ser Beyoncé hay que ser Beyoncé.

Y después de estos consejillos pre-encargos navideños os dejamos para que podáis cotillear por algunos de nuestros encargos.

¿Que tal os han ido a vosotros los encargos personalizados?

Ingeniera química y de materiales de profesión, artista del renacimiento de alma. La mente creativa, le cuesta hacer dos veces la misma cosa, salvo si hablamos de acariciar a la gata o preparar una Devil's food cake. +mari carmen rondon

Cuéntate algo