Etiqueta: Cómo se lo montaban los antiguos

El origen de la máscara de Bauta

El origen de la máscara de Bauta

Lo que sucedió con esta máscara fue algo con lo que todo diseñador sueña pero que pocos consiguen: que gustara tanto que todo el mundo quisiera una. Ninguna clase social era inmune a sus encantos. Príncipes que por unas horas podían hacerse pasar por ciudadanos anónimos; pobres que, irreconocibles bajo una capa, alternaban con la flor y nata de la alta sociedad; y damas que, una vez escondidos sus encantos, disfrutaban a sus anchas de placeres normalmente reservados a los hombres. Ricos, pobres, miembros de la Inquisición (a los que en Venecia no debía de faltar trabajo) y mujeres de toda clase, iguales y protegidos de la ley y sus represalias y sobre todo de las habladurías.

El origen de los huevos de pascua

El origen de los huevos de pascua

¿Alguna vez os habéis preguntado por qué un conejo loco y gigante se dedica a esconder el domingo de resurrección huevos de colores por los jardines de medio mundo?
La tradición de los Huevos de Pascua es muuu antigua: egipcios, fenicios romanos y otros muchos pueblos paganos celebraban la llegada de la primavera atiborrándose a huevos. Más tarde los cristianos decidieron adaptar ligeramente la tradición, alejándola tanto como pudieron de su bárbaro comienzo. ¿quieres saber de dónde viene la costumbre de pintar huevos en Pascua? Sigue leyendo.

Putas, travestis y máscaras de gato: las Gnaga

Putas, travestis y máscaras de gato: las Gnaga

Si alguna vez habéis buscado información sobre el origen de las máscaras venecianas, habréis notado que hay muy poquito sobre el tema. Hay que rebuscar mucho para encontrar una cosa diferente a la típica página fusilada de una web a otra con los personajes de la comedia del arte. Lo cierto es que en tantos siglos de historia algo se puede encontrar. Ca macana, una de las grandes empresas venecianas dedicadas a la fabricación artesana de máscaras, nos cuenta en su blog la historia de las Gnaga, que yo me he permitido traducir libremente. Una historia de putas, travestis y gatos a partir del salto.