Gato de Cheshire American McGee’s Alice

La máscara con la sonrisa más grande

No estoy loco. Mi realidad es distinta a la tuya

Quizá sea el personaje más enigmático de la estrambótica novela de Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas. Ni siquiera Disney consiguió dulcificar una criatura tan inquietante. El que se lleva la palma es el gato de Cheshire del videojuego American McGee's Alice, y es en el que nos hemos inspirado para crear esta máscara digna de la fiesta de Halloween más terrorífica.

Partiendo de una máscara de gatto acorde a los cánones venecianos sólo nos hemos permitido una pequeña licencia ¿caso se notan mucho los dientes?

Te gustará saber que...

  • No se te reconocera al ser un poco más larga que las máscara de gato convencionales.
  • Ser el malo de la peli también mola
  • La liebre de marzo, el conejo blanco y la reina de corazones te esperan para una fiesta en grupo

"- ¡Vaya! - se dijo Alicia -. He visto muchísimas veces un gato sin sonrisa, ¡pero una sonrisa sin gato! ¡Es la cosa más rara que he visto en toda mi vida!"

En la genial novela futurista biopunk La chica mecánica los cheshires son una de tantas nuevas especies modificadas genéticamente para hacerlas superiores a sus predecesoras. El genetista se inspiró en el gato de Cheshire de Carroll para crear una criatura que pudiera camuflarse con el entorno. Le salió tan bien que se hicieron los putos amos y extinguieron a los demás gatos.

No conocemos ningún gato capaz de desaparecer -AÚN- pero sí lo hace el zafiro de mar.

Una compleja estructura de cristales de guanina hace que en ciertas posiciones este pequeño crustáceo se vuelva totalmente invisible. Increíble, que se caiga el servidor si miento.

MÁS MÁSCARAS

SEGURO QUE TAMBIÉN TE MOLAN