Materiales de primera

Sin trampa ni c... bueno, cartón sí que sí.

los trozos de cartón de falla que usamos para hacer a mano nuestras máscaras venecianas mediante la técnica de la cartapesta

Cartón

Nada de plástico. Nuestrás máscaras están hechas mediante la centenaria técnica de la cartapesta, que consiste en superponer capas de papel encolado.

Algunos venden máscaras de supuesto “papel maché“, como si fueran auténticas venecianas. No te dejes engañar: si ves una máscara en crudo de superficie blanca con aspecto como de goma eva o papel higiénico NO es papel maché. Sí, es una pasta de papel proyectado, pero no tiene más arte que el vasito de un yogur.

Las diferenciarás de las realizadas mediante la técnica de la cartapesta porque los mascareros usamos papel SIN BLANQUEAR. ¿Para qué usar blanqueantes industriales, que contaminan y encarecen muchísimo el papel, si después las vamos a blanquear nosotros?

Preparaciones naturales

Para preparar la superficie usamos cola de conejo (tranquilos que Tambor está bien, la cola de conejo es esto) y estuco, un tipo de imprimación parecido al yeso de las paredes. Con el tiempo hemos descubierto que estas fórmulas artesanales dan mucho mejor resultado que los preparados comerciales.

cola de conejo granulada
pinturas acrilicas de primeras marcas

Acrílicos de primera calidad

A ver, que somos gafapastas pero no tanto. Las pinturas ya no las hacemos nosotras, trabajamos con marcas como Vallejo, Ámsterdam o  Pebéo.  Aunque sí que usamos pigmentos de tierra natural para simular óxidos y demás texturas.

Cosas chulas

Plumas, pasamanería, lentejuelas, brillantina… ¿en serio, no hay más cosas en el mundo que pegarle a una máscara? Las plumas son las reinas, pero en Once upon a freak reivindicamos el glamour de lo cotidiano: tornillería, recortes de libros, botones, piezas de ordenador… Seguro que a ti se te ocurren muchas más cosas con las que hacer máscaras venecianas del siglo XXI.

piezas de relojeria